Compartir Compartir      
 

 

Bodas de plata sacerdotales

Fue un día de celebración, recreando la vida y agradeciendo el don.

Enrique Mascorro

Celebrar es recrear la vida. El día 21 de marzo, fue un día de celebración, recreando la vida y agradeciendo el don que Dios le otorgó a nuestro Provincial, el P. Enrique Mascorro en su sacerdocio, que llegó a su XXV aniversario.

Desde temprano, los padres de la comunidad de San Antonio María Claret, concelebramos en la misa de 8am de la rectoría, acompañando así al festejado en su 1ª acción de gracias por este acontecimiento.

Más tarde, con la compañía de un grupo de personas cercanas a la rectoría y de varios claretianos de las comunidades de la ciudad de México, nos dirigimos a la casa de Santa Cruz Cuauhtenco, en el Edo de México, dónde nos encontramos con más hermanos claretianos de la comunidad de Toluca, así como de León y Morelia.

La misa especial de acción de gracias, dio comienzo en torno a las 12pm. El P. Enrique,CMF durante la homilía, en su habitual espontaneidad, abrió un espacio para que las personas amigas ahí presentes le dirigieran algunas preguntas que le permitiera compartir con todos de manera más sentida el don de su sacerdocio; estas giraron en torno a su vocación y misión sacerdotal y  fueron tocando temas interesantes cómo el inicio de su vocación, la manera como  ha enfrentado dudas y momentos difíciles, y en torno a cómo lleva adelante su servicio de animación como  Provincial. 

En un momento posterior, el P. René Pérez, compañero de generación, a partir de una anécdota muy emotiva de la ordenación del P. Enrique, habló de aquello que caracteriza y enriquece la persona del homenajeado: su calidad y calidez humana. La capacidad de ser amigo y cercano con los demás, valor qué partiendo de una capacidad natural, ha ido fortaleciendo a lo largo de los años de formación y de sacerdocio y que ahora es factor importante en su labor de animación provincial.

Terminada la misa, pasamos a la mesa, la cual tuvo manteles largos y una sabrosa comida de antojitos mexicanos, para rematar con unos ricos tacos variados, además de las infaltables bebidas espirituosas que alegraron el corazón. La música y los cantos se hicieron presentes, llevando en los acordes y tonos la alegría que invadió esos momentos.   Los anfitriones de la comunidad de Toluca, se esmeraron de verdad en la preparación de este convite, todos quedamos muy agradecidos y complacidos. 

La jornada fue una auténtica celebración, agradeciendo a Dios que través del don del sacerdocio del P. Enrique Mascorro, ha hecho posible el seguir comunicando a los demás su gracia, en cercanía y alegría.

Secretaría Provincial

 

 

Copyright © 2013 Misioneros Claretianos de México. Todos los Derechos Reservados
Av. Cuauhtémoc 946, Col. Narvarte, México D.F. 03020 - MÉXICO Comentarios y Sugerencias sobre este Sitio de Internet
Experiencia web     Estop diseño