Compartir Compartir      
 

 

La Fragua en nuestra vida de Provincia


QUID PRODEST. (Mt 16, 26)

La Fragua Vida de Provincia

La autobiografía de San Antonio María Claret en el número 68 afirma que: “En medio de esta barahúnda de cosas, estando oyendo la santa Misa, me acordé de haber leído desde muy niño aquellas palabras del Evangelio: ¿De qué le aprovecha al hombre ganar todo el mundo, si finalmente pierde su alma? Mt.16, 26 [QUID enim PRODEST homini si mundum universum lucretur, animae vero suae detrimentum patiatur?] Esta sentencia me causó una profunda impresión… fue para mí una saeta que me hirió el corazón; yo pensaba y discurría qué haría, pero no acertaba.”  Nuestro Fundador confrontado por la Palabra entendió que era necesario reavivar el fuego interior, entrar en un proceso de conversión y renovación para no sucumbir al cansancio y a la tentación de la mediocridad en su vida. El Quid Prodest es una invitación para disponernos a entrar en la fragua y con él se designa toda experiencia que cuestiona la propia vida y nos sitúa ante la necesidad de elegir y, por tanto, de renunciar. Aunque debe ser una constante en nuestra vida misionera como Provincia, Comunidad y Persona, se agudiza en los momentos de crisis y pone a prueba nuestra fidelidad vocacional. En Claret se manifestó sobre todo en las grandes encrucijadas que tuvo que vivir a lo largo de su vida.

Recordemos que los objetivos del Quid Prodest son: 1. Suscitar una actitud de autenticidad y de búsqueda de la voluntad de Dios en la propia vida teniendo en cuenta el momento que cada uno está viviendo. 2. Releer serenamente la propia historia y discernirla a la luz de la Palabra de Dios. 3. Aprender a identificar las propias heridas para vivir un proceso de sanación. 4. Recuperar la alegría de ser claretiano. 5. Concretar la búsqueda de una nueva respuesta a la llamada de Dios en espíritu de conversión, a la luz del Quid Prodest claretiano.

A un año de iniciar una nueva etapa como Provincia y después de los recientes cambios trienales, podemos descubrir en el Quid Prodest Provincial las siguientes encrucijadas para mantener como María un claro y firme Sí a la voluntad de Dios.

     - La encrucijada entre continuar con una cómoda instalación o promover una audaz salida misionera.

     - La encrucijada entre un proyecto individualista o un proyecto comunitario apostólico que promueva una Comunidad de Testigos y Mensajeros.

     -La encrucijada entre una idolatría que permea nuestras vidas o la espiritualidad de Adoradores de Dios en el Espíritu.

Al estilo de Claret y recordando que la Fragua es un itinerario cordimariano recordemos que en el Quid Prodest, María es la protectora en los peligros que acechan al misionero y que le impiden tomar una clara decisión por Dios en las diversas encrucijadas de la vida. A Ella nos acogemos con la confianza de hijos de su Inmaculado Corazón.

 

P. Alejandro Cerón Rossainz, CMF.

 

Copyright © 2013 Misioneros Claretianos de México. Todos los Derechos Reservados
Av. Cuauhtémoc 946, Col. Narvarte, México D.F. 03020 - MÉXICO Comentarios y Sugerencias sobre este Sitio de Internet
Experiencia web     Estop diseño