Compartir Compartir      
 

 

XI Encuentro Diocesano CEB, Lo de Soto, Oax. 17 y 18 de enero de 2015

Que las CEBs confronten la realidad a la luz del Evangelio, con las consecuencias de las reformas estructurales, para hacer conciencia en nuestros pueblos de sus impactos y comprometernos en hacer presente la justicia y la paz.

2 Novienbre en Juarez

El Sábado 17 de enero, luego de varios meses de preparación de este esperado XI Encuentro Diocesano de CEBS llegó el día en el que recibimos en San Juan Bautista Lo de Soto, con música costeña y con un rico desayuno, a varios pueblos venidos de 14 parroquias de la diócesis de Puerto Escondido.

Posteriormente, trasladamos a los invitados al salón en el que se llevaría a cabo el evento. Muchas personas mostraron apreció por la decoración de este espacio y por el mapa de México hecho de semillas y con frases que reflejan la realidad social del país: «justicia para Ayotzinapa», «no más violencia», «defendamos la vida», «vida digna para todos» «no a la presa Paso de la Reina» y «unidos en comunidad». 

Los coordinadores de este evento dieron la bienvenida a todos los participantes y prosiguió la oración inicial que la dirigió la parroquia de Putla, en la que un grupo de jóvenes hizo una dramatización. 

Se presentaron  los signos: la cruz, la biblia, el cirio, la Virgen de Guadalupe y las flores, que durante este año peregrinaron en diferentes comunidades de la parroquia. 

Cada parroquia presentó los proyectos que durante el año 2014 estuvieron  realizando en torno a la ecología, como por ejemplo: oposición al proyecto hidroeléctrico Paso de la Reina; el reciclado, la reforestación, la apicultura y abonos orgánicos. El trabajo con jóvenes, los talleres de derechos humanos y medicina alternativa. 

Algunas parroquias exhibieron sus trabajos en pancartas, pinturas, lonas y canciones: chilenas o corridos que hacen referencia a la realidad. Otros, tristemente, reconocieron que no cumplieron los compromisos. También, fue importante y alentadora la presencia de otras parroquias que nunca habían participado en las asambleas de CEBs, así como la participación de grupo juveniles que están interesados en construir sus comunidades eclesiales de base.

Por la tarde, Gerardo, catedrático y miembro del CAM, expuso el tema propuesto para este encuentro: El impacto de las reformas estructurales en el país. El objetivo: Que las CEBs confronten la realidad a la luz del Evangelio, con las consecuencias de las reformas estructurales, para hacer conciencia en nuestros pueblos de sus impactos y comprometernos en hacer presente la justicia y la paz.

 Se nos habló de manera sucinta acerca de las 11 reformas, y posteriormente, nos reunimos en equipos. Se iluminó la dramática realidad de nuestro país con el pasaje evangélico de Mc 12,13-17: ¿Qué significa en este momento lo que es del César? ¿Qué es lo de Dios? ¿Cómo hacer para devolver a Dios lo que es de Dios?

Una gran mayoría coincidió en que este momento lo del César son las reformas estructurales porque están a favor de los poderosos de este país y del extranjero. ¿Qué es lo de Dios?: la vida, la organización, la resistencia, la lucha, la perseverancia, los desposeídos y los pobres. Y para devolver a Dios lo que es de Dios habrá que continuar con firmeza los proyectos que ya se emprendieron: la reforestación, la regeneración de la tierra, el reciclaje, el cuidado de los ríos, oponerse a los proyectos de muerte, etc.

Al concluir este espacio de reflexión recibimos al obispo, Mons. Pedro Vázquez Villalobos, quien presidió la eucaristía. Felicitó a los anfitriones por todo el esfuerzo y nos motivó a comprometernos desde nuestra fe a  hacer de esta realidad más de Dios y más fraterna.

 A continuación de la celebración se sirvió la cena para todas y todos los participantes, y mientras cenaban se presentaron algunos bailes como: La Soteñita y la danza de los diablos, además, se recitaron algunas poesías y cantos.

Iniciamos el día domingo con la oración que dirigió la parroquia de Cacahuatepec en la que se reflexionó la realidad desde la fe y se compartieron las noticias más recientes. Además, se hizo memoria de los casos más dolorosos de nuestro país y que han quedado impunes: Tlataya, Acteal y el más reciente caso de desaparición forzada de los 43 normalistas de Ayotzinapan. 

 También, se nos informó de algunos signos de esperanza,  como el caso del obispo del Amazonas, Brasil, que hizo huelga de hambre para que no le cambiaran el cauce del gran río; la activa participación de la vida religiosa en las marchas en solidaridad con los jóvenes desaparecidos y el ejemplar caso del papa Francisco en la opción por los pobres y por víctimas de la violencia y opresión.

Las personas estaban muy contentas por la atención y por el desayuno. Cabe señalar, que desde hace varios años en estas asambleas diocesanas se procura no utilizar utensilios de plástico desechable para no continuar contaminando la tierra ni el aire. De modo que, cada parroquia trajo consigo sus utensilios de barro, cucharas y todo el material que se pueda reutilizar.

 Posteriormente, se hicieron equipos por parroquia para plantear y asumir los nuevos compromisos. Por unanimidad se acordó que se darán continuidad a los compromisos asumidos en la asamblea anterior y se añadieron nuevas actividades diocesanas. A saber:

1. El compromiso con el medio ambiente: continuar con la firme oposición a la construcción de la Presa hidroeléctrica «Paso de la Reina»; reciclar, no utilizar el plástico desechable, regenerar la tierra a través de la agroecología. Se realizará un apagón el día 5 de cada mes de las 19:00 a las 21:00 hrs. con doble intención: a) mostrar inconformidad ante la CFE acerca de la reforma energética y b) para no colaborar con el calentamiento global. El 18 de marzo del presente año, día de la expropiación petrolera, se llevará a cabo una marcha en Pinotepa Nacional en contra de las reformas. 

2. El compromiso de formar y consolidar comunidades con los jóvenes.

3. La toma de  conciencia acerca del impacto de las reformas estructurales y las elecciones.

4. Seguir promoviendo la medicina alternativa.

5. Continuar con los talleres de Derechos Humanos.

Al concluir este importante momento prosiguió la eucaristía presidida por Mons. Pedro Vázquez Villalobos, en la que entregaron los signos a los representantes de la parroquia de San Pedro Amuzgos, quienes asumieron muy agradecidos el compromiso para ser la sede del próximo encuentro diocesano que se llevará a cabo el 16 y 17 de enero de 2016.

Todos los regalos tradicionales de la región que embellecieron este recinto: servilletas bordadas, semillas y flores de jamaica, maíz de diferentes colores, ajonjolí blanco y negro, cacahuates, frutas cítricas, cocos, plátanos y hierbas medicinales se repartieron entre los participantes de otras parroquias.

Finalmente, las personas pasaron a comer y se despidieron muy agradecidos y felices por este encuentro. Tenemos la firme esperanza de que los compromisos asumidos en esta asamblea se llevarán a cabo con eficacia, porque los problemas sociales nos apremian y sabemos que el Espíritu Santo seguirá impulsando a las CEBs para confrontar la realidad a la luz del Evangelio y trabajar para hacer cada día más presente la justicia y la paz en nuestros pueblos y en la diócesis.

E. Sabás Cristóbal García, cmf
Comunidad Claretiana, Oaxaca

 

Copyright © 2013 Misioneros Claretianos de México. Todos los Derechos Reservados
Av. Cuauhtémoc 946, Col. Narvarte, México D.F. 03020 - MÉXICO Comentarios y Sugerencias sobre este Sitio de Internet
Experiencia web     Estop diseño