Compartir Compartir      
 


Grupos misioneros

La espiritualidad de la Congregación se enraíza en la espiritualidad de San Antonio María Claret, vivida y experimentada por los fundadores.

Grupos misioneros


Misioneras Cordimarianas

El Instituto fue fundado en la ciudad de México, el 19 de marzo de 1921, por la señorita Carmen Serrano y Rugama, mujer muy humilde y de gran amor a Dios y al Corazón de María, quien había recibido la inspiración en 1913; y por el Padre Julián Collell y Guix, hombre intrépido y tenaz, sacerdote ejemplar de la Congregación de Misioneros Hijos del Inmaculado Corazón de María. Ambos, catequistas incansables y muy celosos de la gloria de Dios.

La misión de la Congregación consiste en transmitir el Mensaje Evangélico, con grande ardentísimo celo, a todos los necesitados de él, especialmente a los más humildes: campesinos, indígenas, presos, minusválidos; con preferencia a mujeres, jóvenes y niños, a través de la catequesis, educación y medios de comunicación social.

La espiritualidad de la Congregación se enraíza en la espiritualidad de San Antonio María Claret, vivida y experimentada por los fundadores. La espiritualidad de miembros de la Congregación se caracteriza por una profunda intimidad con el Corazón de María, para aprender de Ella a vivir en la intimidad con el Señor, siguiendo a Cristo Misionero, que se ofrece al Padre como hostia viva, y se entrega a El como víctima por la rendición de los hombres.

Misioneros de la Institución Claretiana

El Padre Luis Prujol Tordera nació en Taradell (Barcelona, España) en 1903. Alos doce años entro en la Congregación de los Misioneros Claretianos. Recibió la ordenación sacerdotal en la basílica de San Juan de Letrán, en Roma, en 1927. El 25 de mayo de 1951 fundó la Congregación de Misioneras de la Institución Claretiana, ayudado por la actual Superiora General, Madre María Dolores Solà Carol, en la nueva casa de ejercicios de Vic. El Padre Fundador hombre de oración y de misión pasó a la casa del Padre en Vic el 8 de mayo de 1976, poco antes de que su obra predilecta cumpliera 25 años de vida.

“La Institución Claretiana es un Instituto religioso-apostólico para la evangelización, en la experiencia del espíritu vivida por el Fundador, Padre Pujol, al estilo de Claret. Respondiendo a esta divina vocación, hacemos nuestro el modo de vida de Jesús, que abrazó en fe la Virgen María, y nos configuramos en Cristo virgen, pobre y obediente en la Iglesia”. (Constituciones, n.5)

Misioneras de San Antonio María Claret

La Madre Leonia Milito nació en Sapri, Italia, el 24 de junio de 1913 y desde pequeña destacó por su amor a Dios y al prójimo. En su adolescencia frecuentó la Acción Católica, donde abrió su espíritu a ideales grandes y nobles. Más tarde sintió la llamada a la vida consagrada, y, en medio de oración y reflexión, luchas, sufrimientos y oposiciones, entró en el estado religioso a la edad de 22 años. Movida por el espíritu Santo, se puso totalmente a disposición de la Iglesia. Bajo la guía de Monseñor Geraldo Fernandes, fundó la Congregación de las Misioneras de San Antonio María Claret para ocuparse de los pobres, movida por un vibrante celo misionero. El 22 de julio de 1980 la muerte la sorprendió en la carretera pero siguió viva su obra, que mantiene fielmente su ideal religioso y misionero.

Inspirándose en el ideal de San Antonio María Claret, la Congregación funda su espiritualidad en el culto a la Eucaristía, que es el secreto de su perenne vitalidad. La vida y el apostolado de cada miembro se transforma, a los pies del sagrario, en una oblación ofrecida con Jesús, que se inmola para gloria del Padre y salvación de los hombres, formando una sola cosa con El.

Monseñor Geraldo Fernandes era un apóstol dinámico y fervoroso, preocupado sólo de cumplir siempre y en todo la voluntad del Padre. Claretiano convencido de su vocación y de su misión, lleno de celo por la expansión del Reino de Cristo, demostró una preocupación especial por los pobres. A él le correspondió ser el Padre y el guía espiritual de la Congregación de Misioneras de San Antonio María Claret. Nacido en Contagem (Estado de Minas Gerais), en Brasil, el 2 de febrero de 1913, entró en la Congregación de los Misioneros Claretianos, y con gran entrega y fidelidad superó las etapas de preparación para el sacerdocio, que recibió en 1936. En 1957 fue nombrado obispo de la misma diócesis en 1970.

Como Padre de la Congregación, acompañó su desarrollo durante 25 años, orientándola y revelando su preocupación de Pastor. Gasto su corazón por el pueblo, al que amó y guió, consciente de que “este mundo todavía puede ser más feliz”, como afirma en su testamento espiritual. Monseñor Fernandes partió hacia la casa del Padre el 29 de marzo de 1982, en Sao Paulo, Brasil.

Misioneras de María Inmaculada

Al calor de los Hijos del Corazón de María y las Misioneras de la Inmaculada Concepción (Concepcionistas), nace en Guinea Ecuatorial este Instituto africano. Su fundador, el P.Armengol Coll y Armengol, claretiano, primer vicario apostólico, e Imelda Makole, fundadora, transmitieron su espíritu a las primeras hermanas, Gegina, Clotilde, Eugenia y Felisa. El día 7 de octubre de 1909 nacía el Instituto.

Atareado el P. Armengol cos sus visitas pastorales y el cuidado de toda la iglesia de Guinea no podía atender personalmente la formación de las hermanas, por lo que encargó esta tarea al P. Cirilo Montaner y Fabrè. Entonces aún se llamaban “Auxiliadoras de las misiones”.

Su misión ha sido la de evangelizar África, un continente de pobres, y marginados, desposeidos y humildes, colaborando con todos los que buscan la transformación del mundo según los designios de Dios, sobre todo con los obispos y misioneros de la Iglesia jóvenes de África. Colaboran con la promoción humana y cristiana de la mujer africana y la capacitan para su misión en la comunidad eclesial y en el mundo.

Copyright © 2013 Misioneros Claretianos de México. Todos los Derechos Reservados
Av. Cuauhtémoc 946, Col. Narvarte, México D.F. 03020 - MÉXICO Comentarios y Sugerencias sobre este Sitio de Internet
Experiencia web     Estop diseño