Compartir Compartir      
 

Mensaje de Navidad  del P.General

 

El Corazón de María conoce el arte de escuchar la Palabra de Dios sin confundirla con otras voces y ruidos. Ella nos enseña el arte del discernimiento.

Animación Vocacional

¿Cómo reciben los claretianos la Navidad de 2016? Dejadme empezar por mí mismo: "¿cómo recibiré la Navidad y preparé mi corazón para recibir a Jesús? ¿A dónde recurrir para aprender a prepararme para la Navidad?

Como claretiano, naturalmente me dirijo al Corazón de María, nuestra Madre, para aprender el arte de prepararse, como lo hizo ella en la primera Navidad. La narración del anuncio (Lc 1,26-38) revela dos de sus cualidades que yo considero debería reflexionar y profundizar durante esta Navidad:

1. Escuchar la Palabra de Dios: El Corazón de María conoce el arte de escuchar la Palabra de Dios sin confundirla con otras voces y ruidos. Ella nos enseña el arte del discernimiento.

2. Un "Fiat" firme. El Corazón de María sabía decir "Fiat" a lo que el Señor le pidió, incluso cuando no entendía todas sus implicaciones. El suyo es un corazón que puede permitir que la Palabra se hiciese carne en su "carne" para morar en medio de nosotros. Ella permaneció fiel a su "Fiat" hasta el final.

María, señalando a su hijo (Jn 2,5), me invita a contemplar la acción salvadora de Dios en el caso de la encarnación y dar sentido a mi propia misión en la vida. El Niño de Belén despierta los dos elementos fundamentales de mi vida misionera:

En salida hacia las periferias humanas: Contemplando el acontecimiento de la encarnación, me maravillo ante el misterio de Dios que va a las periferias humanas y se convierte en uno de los más pequeños de nosotros. El Hijo de Dios no consideró importante establecerse en una zona de confort, sino que se vació de sí haciéndose semejante a nosotros y aceptando la muerte, la muerte en una cruz (cfr. Fil 2,7-8). La Navidad presenta la contradicción que experimento entre mi tendencia a instalarme en mi zona de confort y mi deseo interior de salir con la alegría del Evangelio a las periferias del sufrimiento y la lucha humana.

Permanecer enfocado en el propósito de la vida: La cara pacífica del Niño en el pesebre refleja la finalidad de su misma vida. Nació con una misión, que le da pasión y dirección a su vida. La Navidad me suscita llevar a la plenitud la finalidad de mi vida aquí en la tierra. Cuando se le preguntó a un jinete hacia dónde se dirigía, este respondió: "No sé, pregúntale al caballo." No puedo ser enviado a una misión montado en el caballo de mis inclinaciones que me llevan a la condenación y la oscuridad. La conciencia del significado más profundo de la vida da pasión y dirección a lo que hago y cómo acepto el costo de vivir la misión de mi vida.

Una manera claretiana de prepararnos para la Navidad es afinando nuestros corazones, como María, para escuchar y obedecer lo que Dios nos pide en nuestros tiempos. Debemos cantar un "Fiat" en el arpa de nuestras vidas con el amor de Dios que se derrama en nuestros corazones por el Espíritu de Dios.

Que esta Navidad despierte nuestra disposición a ser enviados en misión para ser testigos y mensajeros de la alegría del Evangelio. Pido al Señor el mismo impulso divino para que nuestros misioneros sean enviados en misión. Nosotros mismos debemos ser el regalo para el Niño de Belén para ser la nueva evangelización que el papa Francisco pide en nuestros tiempos. De manera especial, encomiendo al Señor a todos los misioneros que se ofrecen generosamente para ir a misiones lejos de sus hogares.

La Navidad nos llama a dar "carne" a la Palabra en nuestra propia "carne" para realzar la vida de la humanidad y de toda la creación. Deseo una feliz Navidad a todos los misioneros de la familia claretiana, a todos nuestros seres queridos en nuestros hogares, a nuestros amigos, colaboradores y benefactores. Unidos en el vínculo de nuestro carisma misionero, adoremos a Cristo el Señor.

¡Feliz Navidad 2016! 

Fr. Mathew Vattamattam, CMF

ELEMENTOS Y ESTRATEGIAS
Copyright © 2013 Misioneros Claretianos de México. Todos los Derechos Reservados
Av. Cuauhtémoc 946, Col. Narvarte, México D.F. 03020 - MÉXICO Comentarios y Sugerencias sobre este Sitio de Internet
Experiencia web     Estop diseño