Compartir Compartir      
 


El Obispo Juan José Chaparro CMF, saluda a la Congregación


Dios te tomó desde el rebaño y ahora te pide que conduzcas el rebaño… ¡siempre en el rebaño! Te acompaño y pido a Jesús te bendiga y a la Virgen Santa te cuide.”  Papa Francisco.

Obispo Juan José

San Carlos de Bariloche 27 de setiembre de 2013

P. Josep Ma. Abella cmf
Congregación de Misioneros Claretianos

Querido hermano:
Qué lindo poder decirte hermano, y que lo seamos. En Jesús el Señor, en primer lugar, pero también por ser hermanados en esta vocación misionera claretiana, como Hijos del Corazón de María. Y lo mismo digo de todos los hermanos de Congregación, para quienes va también este saludo.

He sido llamado por Dios a un nuevo servicio eclesial, como Obispo de San Carlos de Bariloche, aquí en Argentina. Y acepté este encargo del Papa Francisco, sabiendo mis límites pero también con la disponibilidad a la misión eclesial, como tanto nos enseñó San Antonio M. Claret, con su vida y con sus palabras. Más: lo hago siguiendo mi vocación misionera claretiana en la que recibo un nuevo llamado del Señor.

Querido hermano, queridos hermanos, nunca busqué cargos en la Iglesia, aunque en distintos momentos se comentó que existía la posibilidad para mi persona. Busqué ser fiel a mi vocación misionera, en Argentina, Uruguay y  Paraguay, brindándome en diversos servicios, y participando en tantísimos encuentros tanto en América como en los distintos ámbitos de la Congregación. Hermosos recuerdos tengo de las personas y los paisajes congregacionales en todo el mundo. Y cuánto aliento me dieron.

En la Congregación  aprendí, además de mi familia y comunidad cristiana de origen, a ser hombre, cristiano, misionero y sacerdote. Le debo todo lo que soy. Por eso mi agradecimiento a los hermanos, desde quien me entusiasmó e invitó a este estilo de vida, Joaquín Miguel, y a quienes Dios puso en mi camino y que tanto me animaron. En y desde  la Congregación, encontré a tantos hermanos y hermanas que comparten el fuego carismático de Claret, quienes con su entrega, generosidad y ganas fueron y son estímulo para mí. ¡GRACIAS!

Me encomiendo a la oración y afecto fraterno de todos Uds., agradezco tantas muestras de familiaridad, tanto de parte tuya como de todos los claretianos. Lo mismo he de decir de tantísimos claretianos y claretianas que con su cariño me alentaron y alientan a dar lo mejor de mi ser.

Un gran abrazo para cada uno/a de Uds.

Juan José Chaparro cmf
Obispo de San Carlos de Bariloche

Nota original

Video

Copyright © 2013 Misioneros Claretianos de México. Todos los Derechos Reservados
Av. Cuauhtémoc 946, Col. Narvarte, México D.F. 03020 - MÉXICO Comentarios y Sugerencias sobre este Sitio de Internet
Experiencia web     Estop diseño