Compartir Compartir      
 

 

Mensaje del P. General a las Religiosas de María Inmaculada

En el Bicentenario del nacimiento de la M. Antonia Paris

Mártires

Roma, 13 de junio, 2013


M. María Soledad Galerón, RMI.
Superiora General
Roma


Estimada hermana:


Quiero haceros llegar el testimonio de mi comunión con todas vosotras con motivo de la celebración del Bicentenario del nacimiento de vuestra Fundadora, la M. María Antonia Paris i Riera. Lo hago a través de esta carta, ya que no podré acompañaros personalmente por encontrarme en Kenia. Lo lamento. El P. José-Félix Valderrábano será signo de nuestra cercanía y comunión con todas vosotras.

Es la hora de cantar el Magnificat-decías tú misma, en la carta circular del Bicentenario, que toda celebración es fundamentalmente agradecimiento -y vuestros hermanos claretianos nos unimos gozosos a vuestro canto. Damos gracias al Señor por el don de María Antonia a la Iglesia y al mundo. Y le damos gracias también porque vosotras habéis sabido continuar siendo este don en muchas partes del mundo.

Recordar a la Madre Fundadora es revivir la llamada que ella sintió y comprometerse acontinuar siendo hoy respuesta fiel a aquella llamada.Cuando la Iglesia nos convoca a la “nueva evangelización” se siente con mayor fuerza el  imperativo de volver a las raíces evangélicas y de hacernos más transparentes a la acción del Espíritu del Señor. María Antonia soñó una Iglesia más pobre, más libre, más cercana al proyecto de Jesús. Lo dijo con palabras distintas, pero el mensaje era éste. A vosotras os quiso también semilla de novedad en la Iglesia, sobre todo através del testimonio de fidelidad a los ideales evangélicos. Sentíos verdaderamente orgullosas dehaber sido llamadas a esta Familia religiosa. Os felicitamos de todo corazón, porque la Madre Fundadora os ofreció un camino precioso para vivir con gozo y profundo sentido vuestra vocación humana y cristiana. Vuestro testimonio es también para nosotros un estímulo.

Esta es una ocasión para todos quienes formamos parte de la Familia claretiana para conocer  mejor la vida y la obra de la M. María Antonia Paris. Nos ayudará a sentir con mayor profundidad la riqueza del don que el Espíritu nos ha dado para servir a la Iglesia y al mundo.

Que María inspire siempre vuestro canto de acción de gracias y vuestro caminar misionero.En Vallmoll comenzó, hace doscientos años, una historia que hoy sigue siendo escrita, con lenguaje misionero, en muchas partes del mundo. Le damos gracias a Dios.

Fraternalmente,


Josep M. Abella Batlle, CMF.
Superior General

 

Copyright © 2013 Misioneros Claretianos de México. Todos los Derechos Reservados
Av. Cuauhtémoc 946, Col. Narvarte, México D.F. 03020 - MÉXICO Comentarios y Sugerencias sobre este Sitio de Internet
Experiencia web     Estop diseño